BIENVENIDOS

Como miembros de esta Junta Interna, pero ante todo como trabajadores, conocemos la importancia que tiene la comunicación; sabemos que debe ser ágil, fluida y, por sobre todo, oportuna.Por otra parte, tenemos claro que lo más valioso de esta herramienta es el ida y vuelta permanente.Por eso, porque creemos que mutuamente podremos enriquecernos y crecer, inauguramos este espacio. Un espacio que intenta ser un canal que nos conecte, que se retroalimente de pensamientos e ideas.En él vas a encontrar información actualizada sobre las actividades y gestiones encaradas por la Junta Interna, sobre tus derechos como trabajador estatal y, fundamentalmente, un lugar para expresar tus opiniones, dudas y sugerencias.Te damos la bienvenida y esperamos tu participación. AcercATE...
Publicado por Junta Interna MDS en 19:25

martes, 8 de enero de 2008

A 31 años del asesinato de Dardo Cabo

Dardo Cabo nació el 1° de enero de 1941 en la localidad de Tres Arroyos, Provincia de Buenos Aires. Su padre Armando, era obrero metalúrgico, dirigente de su gremio y un colaborador permanente de Eva Perón.
El 16 de junio de 1955 Dardo tenía 14 años, mientras asistía al colegio secundario, desconocía que en esos instantes su universo personal se sacudía en una tormenta que lo iba a arrastrar hacia la Historia: su madre, María Campano moría en medio del bombardeo en la Plaza de Mayo. Tres días después su padre Armando, le cuenta el periplo final de su madre. No lo olvidaría jamás.
Desde su adolescencia militó en el campo nacional.
La personalidad desbordante de Dardo Cabo, fue su escenario personal que estuvo siempre en el centro del tornado que identificaba a su generación a la hora de exigir su espacio histórico. Era un joven espigado y bien parecido que militaba en la U.O.M. y estaba vinculado a sectores de la incipiente Juventud Peronista, que sucedía a la Resistencia. Era impetuoso, creaba espacios novedosos, generaba confianza en las personas y daba seguridad a primera vista. Un militante por prepotencia, al decir de Roberto Arlt. Se había endurecido sin perder la sensibilidad.
Pasó por una de las experiencias de la organización Tacuara en su giro de izquierda al peronismo. Con un grupo de jóvenes compañeros participó de la campaña que llevó al triunfo electoral al dirigente textil Andrés Framini, como candidato a gobernador por la Provincia de Buenos Aires, el 18 de julio de 1962, luego anulada por los militares. Previamente, a mediados de 1961 fundó el Movimiento Nueva Argentina (MNA).
En 1962, Dardo cayó detenido por el Plan CONINTES por su participación en el conflicto de los ferroviarios. Unos años después es procesado por otro hecho del que sale afectado el ex presidente Arturo Frondizi. Los jóvenes como Dardo contaban con un sentimiento que generaba velocidad en los hechos, uno de los rasgos distintivos de una época signada por la impaciencia, que los va formando en la acción.
María Cristina Verrier, una joven periodista y dramaturga, buscó a Dardo para hacerle un reportaje. De esos encuentros surge la idea del operativo en las Malvinas.
Dardo tenía entonces 25 años. No se separarían jamás.
La lucha por la recuperación del archipiélago era un tema más que sentido para los militantes del peronismo y del campo nacional.
Dardo Cabo se identifica en seguida con el proyecto que le trae María Cristina Verrier y se pone a la cabeza del mismo. Los 18 muchachos que iban a protagonizar la epopeya pasaron a denominarse "Comando Cóndor", María Cristina era la única mujer del grupo. Los cóndores estaban compuestos por empleados, estudiantes y trabajadores metalúrgicos. Dardo Cabo fue el jefe del operativo.
En el vuelo de un DC4 de Aerolíneas Argentinas hacia Río Gallegos viajaba, entre treinta y cuatro pasajeros, el gobernador militar de Tierra del Fuego, la Antártica e Islas del Atlántico Sur, contralmirante José María Guzmán.
"¿Le gustaría ir a nuestras Islas Malvinas?"
"¿Porqué me hace esa pregunta?"
" Simplemente porque viajamos hacia ellas"
El interrogado era el contralmirante Guzmán. Quien lo encara, María Cristina Verrier.
El 28 de septiembre de 1966 la aeronave aterriza en una pista de carreras hípicas. Los comandos plantaron siete banderas argentinas y dispusieron que Port Stanley pasara a denominarse Puerto Rivero. Luego de ser apresados por las fuerzas inglesas y entregados a la Armada Argentina, fueron procesados y depositados en la cárcel de Ushuaia. Es en prisión donde contraen matrimonio Dardo y Cristina. De esa unión nace una niña llamada María Eva.
En Junio de 1969, Dardo sale con la libertad condicional. Una vez en libertad retoma la militancia política. Mucho se discutió después si en ese momento participó o no en el E.N.R. Pero esa discusión también quedó en la historia. Sí podemos decir que fue uno de los impulsores de la O.P.M. Descamisados que finalmente se integran a Montoneros, donde en 1973 dirige la revista El Descamisado.
El 9 de abril de 1975 es detenido junto a Juan Carlos Dante Gullo y otros compañeros. Son salvajemente torturados por varios días antes de llevarlos a la cárcel.
Después de pasar por las cárceles de Sierra Chica y Devoto, Dardo es trasladado a la U9 de La Plata donde es alojado en el pabellón 1 que fue conocido como el "pabellón de la muerte".
En prisión es clasificado por los milicos, al igual que otros compañeros, como "irrecuperable". El 6 de enero de 1977, Dardo es sacado por la noche junto al "Palomo" Pirles, llevados a los calabozos donde son golpeados y torturados para luego ser "trasladados" y fusilados en la localidad de Coronel Brandsen.
Dardo Cabo, en su corta vida, representó al hombre insobornable que simbolizaba la unión histórico-política entre la etapa de la Resistencia y el surgimiento de la Juventud Peronista.
Los delegados de la Junta Interna le rendimos homenaje a este incansable luchador que dio su vida por la causa nacional y popular.


SECRETARIA DE ACCION POLITICA – JUNTA INTERNA DE DELEGADOS DE ATE de DESARROLLO SOCIAL DE LA NACIÓN.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Dardo Cabo, fue un patriota. Los jovenes de hoy debería mos saber mas porque esta información no esta en los libros ni la enseñan en las escuelas.

blanca lola dijo...

Recuerdo el dia en que en elDto de virrey del pino 1502,4to E,llego la policia,buscando,a un joben alto de piloto,porque le habia tirado unos tiros a frondizi,mi abuela dijo que no lito no estaba,la policia se fue,cuando fuimos na arrojar la basura,en el tarro de residuos estaban envueltos en diario, el piloto y una pistola 45,y tantas acnedotas mas.Un fino y dulce espigado patriota,sin ambiciones,dejo su vida por un ideal,una causa la causa de su pueblo,un grande.

Anónimo dijo...

puedo hacer miles de comentarios sobre lito,soy un familiar, que tuvo contacto con el,pero hace falta el lib ro que aun hoy ,nadie escribio, quizas tome la posta ,aunque no me corresponda,quizas si es por admiracio y cariño,la sangre es mas espesa que el agua,mi nona azucena fue quien lo crio.compartimos mucho.

eduardo dijo...

A los 17 años comencé a militar en el Movimiento Nueva Argentina en Córdoba (M.N.A).

Conocimos lo de Malvinas, fuimos perseguidos muy de cerca por Coordinación Federal por ello, luego que los 18 compañeros quedaron prisioneros, pero eso no nos atemorizó a realizar y coordinar numerosos actos relámpagos al grito de “Malvinas Argentinas” por las calles.

Éramos jóvenes de acción, peronistas fervientes de nuestro Líder y tan fanáticos del General como Evita porque si no se entiende al peronismo así, no se entiende nada.

Dardo Cabo fue nuestro jefe nacional y un ejemplo de militancia peronista, es verdad, pero también doy fe que lo fueron los demás compañeros que integraron nuestro grupo.

Nacimos a la política en el seno del Movimiento Peronista y nuestra sigla era un aporte para conformar la Juventud Peronista tal como su nombre lo expresa.

Lo de cóndores viene porque nuestro símbolo como agrupamiento era un cóndor negro, ave autóctona que simboliza lo criollo, con dos lanzas tacuaras aferradas en sus garras representando a los gauchos que habían peleado con ellas en la Guerra de la Independencia, las montoneras federales y ese pueblo que había jurado lealtad en su grito “La vida por Perón”.

La gesta del operativo Cóndor del 28 de Septiembre de 1966 sigue siendo silenciada por la policía mitrista y sarmientina que nos quiere escribir otra historia.

Anónimo dijo...

Dardo cabo era otro asesino como lo fueron los mal llamados jovenes idealistas mataban a mansalva a inocentes con la excusa de la lucha armada murieron en su ley!

Anónimo dijo...

La lucha armada fue abrazada por individuos alienados por ideologías extremas. Este muchacho creía que matando militares y policías hacía patria.
pobre infelis. Murio como vivió.

Anónimo dijo...

En ese camión, por cosas del destino, por cosas que no son explicables, los milicos bajaron uno. Le bajaron sin explicación, sin explicación le habían subido. Pero es testigo.
Los compañeros, sabiendo donde iban estaban profundamente afectados. Profundamente dolidos. Algunos, encapuchados, golpeados, dolidos, lloraban.
Dardo Cabo les habló, ahí en ese momento. Les dió viril consuelo. Con seriedad. "muchachos, sabíamos qué era cuando entramos, no les regalemos ahora debilidad alguna" les abrazó sin poder abrazarles porque estaba esposado. Les dió viril consuelo. Partieron. Murieron. Viven ahora, para siempre